Las normas ISO/SAE/DIN/IEC/JIC 127 y BSI.

Las normas de calidad están expresadas en un manual técnico que es un documento elaborado por la Junta Directiva y Comisiones Nacionales de Ingenieros de un grupo de países americanos y europeos que constituyen un comité para la discusión y aprobación de sistemas de control de calidad y los estándares de los acumuladores eléctricos de arranque automotor.

En los textos de estas normas están indicados los métodos de ensayos a realizar y las especificaciones eléctricas y formato de cada batería en el siguiente orden:

  1. Diseño: formato de uso universal.
  2. Aceptación de carga: condición de una batería que acepta más o menos carga.
  3. Capacidad eléctrica C-20: volumen de corriente acumulada.
  4. Descarga en frío CA a -0º C: indica rendimiento por diferencia de temperatura.
  5. Descarga en frío CCA a -18º C: indica potencia de arranque.
  6. Retención de carga: corriente que pierde una batería sin uso.
  7. Estanquidad: comprobación de fuga de electrolito.
  8. Vibración a 5G: medición del daño por uso en vehículos.
  9. Vida por sobrecarga: tiempo de vida por uso con voltaje alto.
  10. Vida cíclica: determina expectativa de vida útil.
  11. Batería libre mantenimiento: son baterías importadas, selladas que por su nueva tecnología no consumen electrolito y tienen más potencia.

Todas estas secuencias fueron estandarizadas bajo medidas determinadas y a las que los fabricantes del producto están comprometidos a cumplir incluyendo las auditorias secuenciales del organismo. También se indica que todas las especificaciones deben estar expuestas en forma visible en cada batería incluyendo la norma a la que pertenece la homologación.

Los valores declarados deben ser igual o mayor a los que están determinados en las normas.

Para la fabricación de baterías en el orden nacional se estableció la aplicación de las normas IRAN-SAITA y a las que algunos fabricantes han incorporado.